LLEGA LA DIRECTIVA “WHISTLEBLOWING”

La directiva 2019/1937 impone la obligación de implementar procedimientos internos de denuncia de conductas irregulares e infracciones para las entidades, tanto públicas como privadas que tengan más de 50 trabajadores. En vigor desde el 17 de diciembre, tiene un plazo de transposición de dos años, hasta 2021.